Contundente respaldo al sindicato: 91,4% de los Tripulantes de Latam deciden rechazar oferta y continuar en huelga

En su día 11 de huelga, los tripulantes de cabina de Latam Express debieron votar en una notaría de Providencia si aceptaban o no la oferta entregada directamente por la empresa a los trabajadores. El 91,4% se manifestó por rechazarla y el 8,3% lo hizo a favor. La huelga continúa y el sindicato llama a la empresa a abandonar estrategias sucias, la manipulación y presión indebida a los trabajadores y sentarse a conversar en serio para normalizar el transporte del país.

Durante todo el día los tripulantes cumplieron con la obligación legal de votar respecto a la “nueva oferta” de la empresa, la que contenía básicamente los mismos puntos de la presentada el lunes pasado y que fue rechazada por la mayoría de la asamblea de trabajadores el día martes y algunas cláusulas adicionales que empeoraban la oferta.

Hasta la Notaría Camilo Valenzuela en Providencia llegaron 647 tripulantes de Cabina a votar por aceptar o rechazar la oferta entregada directamente por Latam a los trabajadores el miércoles. Del total de votantes, el 91,4% (592 personas), se manifestó por rechazarla y continuar la huelga, y el 8,3% (54 votos) por aceptarla, una persona votó en blanco.

En paralelo Latam presionó indebidamente a los tripulantes  

 

El proceso no estuvo exento de problemas, desde la noche anterior la Empresa abrumó con correos, llamados, whatsapp, mensajería interna por apps y mensajes de texto a los tripulantes sindicalizados, conminándolos a votar, ejerciendo una clara presión e intento de atermorizar a los trabajadores. Un exceso, que sobrepasa los límites de la legalidad y claramente fuera de toda ética dentro de una negociación colectiva.

A STCLE le ha tocado experimentar uno de los peores puntos del nuevo Código del Trabajo, el artículo 356, que permite a la empresa presentar una oferta directamente a los asociados, sin pasar por la directiva sindical, que puede ser menor al piso de la negociación -como en este caso- y que excluye al sindicato de la redacción de la cláusulas. Somete a los trabajadores a un “si” o “no” sin posibilidad de negociar, mejorar o hasta enmendar cláusulas mal redactadas como en este caso. Una brutal herramienta para destruir la negociación y dividir al Sindicato. Aunque esta vez no lo lograron, puede ser un arma mortal en cualquier negociación.

Con presiones y siendo objeto de las estrategias amedrentamiento, división y desinformación de la empresa aérea más grande de Latinoamérica, los tripulantes han rechazado conscientes y bien informados la oferta de Latam por un contundente 91,4%.

Unidos y cohesionados, con la oferta rechazada, la huelga continúa de manera indefinida liderada por el Sindicato como único representante legítimo de los trabajadores hasta lograr un acuerdo entre ambas partes.

El sindicato vuelve a expresar su interés de llegar a un acuerdo. La empresa es la responsable de los cientos de miles de pasajeros que no han podido llegar a sus destinos, han dejado de ver a sus familias, de cumplir con sus trabajos o que simplemente no pueden volver a su hogar. El Sindicato flexibilizó muchas de las demandas. La diferencia con Lan Express era mínima, pero importante, no extender los beneficios a los no sindicalizados. Sólo por este empeño Latam prefirió seguir afectando a miles de chilenos y a sus propios trabajadores.

“No comprendemos cómo la empresa prefiere perder un millón de dólares al día, dejando a cientos de miles de pasajeros en tierra solo por querer mantener una cláusula en que lo único que pretende es debilitar al sindicato. Esto demuestra que la empresa no está interesada en proteger a sus trabajadores ni a sus pasajeros.” dijo Silka Seitz, presidenta del Sindicato.

 

 

Dejar un comentario

Your email address will not be published.

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.